El cinco de diciembre, con motivo del Día Internacional del Voluntariado, realizamos la tradicional fiesta del voluntariado.

El equipo de la Fundación y equipo de voluntariado disfrutaron de una comida en la Sala Esperanza Pertusa. Un espacio en el que hubo tiempo para conversar, dialogar y conocernos mejor.

Tras la comida, Marisela Romero, voluntaria de la entidad que en este momento está impartiendo un taller de cuentacuentos, y dos compañeras que participan en este taller nos contaron diferentes cuentos típicos de su páis de procedencia. De esta forma, Cristina y Larissa nos transladaron a Rumanía y Madagastar, respectivamente, y nos acercaron a su infancia a través de un cuento popular.

También disfrutamos de un actuación musical de la mano del artista Sazed Ul Alam y el joven pianista, Favour. Con canciones de Bob Marley finalizamos este acto de agradecimiento y disfrute hacia el equipo de voluntariado, quienes de una u otra forma hacen posible nuestra labor.

¡GRACIAS!