DSC_0526

El III Informe Psicosocial muestra la necesidad de mejorar el proceso de integración y la calidad de vida de la migración femenina

En la mañana de ayer presentamos junto a Red Acoge el III Informe de atención psicosocial “Echando raíces, echando de menos: mujeres inmigrantes en España”. Este informe cualitativo muestra las dificultades que sufren las mujeres en el proceso migratorio, ya que carecen de un entorno de apoyo y tienen que hacer frente a la doble y triple discriminación por ser mujer y migrante. En Elche Acoge  las mujeres demandan un espacio donde ellas puedan reunirse, conocerse, formarse, compartir y apoyarse mútuamente y destruir así el aislamiento que tienen.

El estudio cualitativo se compone de la información facilitada por las mujeres que participan en el área de atención psicosocial de Elche Acoge, Vega Baja Acoge, Valencia Acoge, Córdoba Acoge y Valladolid Acoge, entidades federadas a la ONG Red Acoge.  

Según los datos que presenta el informe, el 49% de las mujeres (de una muestra de 202) afirma sentirse peor tratada por ser extranjera, y el 21% se siente marginadas por ser mujeres. Pese a ello, el 16,10 % de las respuestas destacan la libertad como mujeres como un elemento de mejora tras la migración.

DSC_0581

Durante la presentación Mirela Anca, ciudadana ilicitana de origen rumano, compartió su experiencia: “Llegué a España con una visión muy positiva de mi futuro, quería trabajar en mi profesión, y pese a tener estudios solo me contrataron para cuidar de personas mayores o para limpiar. Durante estos años he sufrido discriminación por ser mujer e inmigrante, eso duele y te afecta como persona”.

Los datos obtenidos también muestran que la mayoría de las mujeres se encuentran laboralmente activas (89,22%). Dentro de este grupo el 37,75% tiene uno o varios empleos, y el 51,47% se encuentra desempleadas pero en búsqueda activa. Sin embargo, la mitad de las mujeres empleadas declaran que el puesto que desarrolla no se ajusta ni a la formación ni a las habilidades que posen, ya que están sobre cualicadas para el mismo. Además, en el 42,8% de los casos, los únicos miembros de la unidad familiar que aportan ingresos al hogar son las propias mujeres.

DSC_0533

El informe también revela que más de la mitad de las mujeres conviven con el estrés y la ansiedad que las circunstancias vitales le generan. Situaciones constantes generados entre otros por distintas problemáticas familiares, sentimientos encontrados y dificultades diarias hacen que estas mujeres sufran síntomas como el llanto, el insomnio, los dolores de cabeza, la culpabilidad, la tristeza… llegando en ocasiones a vivir duelos migratorios complejos, donde no consigue superarse la pérdida del origen. El sentimiento de soledad acompaña al 48,51% de las mujeres de la muestra y el 62,87% declara sentir tristeza con frecuencia.

La experiencia del día a día de atención al colectivo muestra sin duda alguna que se trata de un grupo con grandes dificultades materiales, que asume altas responsabilidades familiares y son víctimas de graves discriminaciones. Por ello, como expresó María Ballester, psicóloga en Elche Acoge, “la mujer inmigrante tiene una experiencia migratoria diferente, por lo que debemos intervenir con ellas desde una perspectiva psicosocial y de género”.

Lee el informe completo aquí.

 

imagen.asp

logo_Gobierno_sin_banderas_Instituto_Igualdad_Oportunidades_nuevo