Este viernes en la Diverteca hemos recibido la visita de los y las compañeras de la Fundación Integra-T. Gracias a su ayuda los niños y niñas han podido crear su propia maceta con las que hemos estrenado el Jardín del Rincón. Un espacio natural en la Sala Esperanza Pertusa para enseñarles la importancia de cuidar el medio ambiente.

Una treintena de compañeros/as de Integra-T se acercaron al Rincón de las Culturas con el objetivo de pasar una gran tarde y enseñar a los niños y niñas del barrio a plantar macetas, una bonita tarea que ellos y ellas suelen hacer en jardín de Integra-T. Una actividad intercultura en la pudimos conocernos y aprender unos/as de otros/as.

 

Esta acción solo es una de las muchas que haremos juntas, porque integrar a todas las personas es el objetivo de ambas fundaciones.