Elche Acoge entrevista a Manuel Serrano, cónsul honorífico de Grecia en Elche

rita y manuel serrano

Hace treinta años que Manuel Serrano vive entre España y Grecia, entre Elche y la isla de Creta, para ser más concretos. Doctorado en filología clásica, hace seis años que es cónsul honorífico de Grecia en la Provincia de Alicante y para la demarcación territorial de Murcia, Albacete y los puertos andaluces.
Desde Elche Acoge queríamos conocer su trabajo y su visión sobre la vida en Grecia y la situación de las personas refugiadas en el país heleno. Aunque, como él mismo dice, le hemos pillado en una temporada de mucho trabajo, nos recibe encantado en la embajada griega en Elche, en una mañana en la que nuestra conversación en castellano se suma al griego e inglés, los idiomas con los que lleva todo el día comunicándose.

Pregunta: Desde 2010 es Cónsul Honorario de Grecia, ¿cómo llegó a crearse en consulado griego en Elche?
R: Yo quería que el consulado se situase en Elche para que la ciudad tuviera cierto renombre, me hacía mucha ilusión que en la ciudad se abriera una sede. Este empeño implicó que el consulado tardara cuatro años en abrirse porque la embajada quería que este se situara en Alicante.
El consulado es una oficina de la delegación diplomática de la embajada que implanta el embajador que es el Ministro de Asuntos Exteriores. El embajador de Grecia establece en el país donde preside, los consulados que estime conveniente por dos razones: para cuidar de todos los ciudadanos griegos que estén en su jurisprudencia y como delegado de la embajada para lo que embajador estime necesario.

El consulado griego de Elche es el primer consulado que se establece en la ciudad. En términos de jurisdicción, es el consulado griego más relevante (exceptuando el consulado general situado en Madrid), ya que su jurisdicción llega desde Castellón hasta Granada (Comunidad Valenciana, Albacete, Murcia y los puertos andaluces).

P: El consulado que usted gestiona tiene un carácter honorífico, ¿qué implica este aspecto?
R: En los consulados honoríficos el cónsul debe hacerse cargo de una serie de gastos e infraestructuras, entre ellos la sede. Sin embargo, en cuanto a atribuciones, tengo las facultades de notario del gobierno griego. A efectos, tengo atribuciones que afecten a cualquier circunstancia del estado civil de las personas con nacionalidad griega. Yo tramito enlaces matrimoniales, nacimientos, defunciones, divorcios… además, también poseo poderes notariales, desde la venta de edificios hasta motocicletas.
Como cónsul puedo hacer lo que está legalmente en mi mano para ayudar a los ciudadanos griegos. Además, tengo una línea especial y urgente con el cónsul general, porque nosotros trabajamos las 24 horas. Por ejemplo, si un ciudadano griego pierde o le sustraen el pasaporte en fin de semana, se abre el consulado general y se le hace un nuevo documento.

cónsul puerta

Estas atribuciones las otorga el embajador a un cónsul determinado en base a su valía o al conocimiento del idioma. Manuel Serrano es el único cónsul –exceptuando al cónsul de Madrid- que habla griego. Por ello, tras el consulado central, el consulado de Elche es el que más atribuciones tiene. Además, la labor de Serrano implica una relación estrecha con las autoridades nacionales y griegas.

P: Lleva 30 años entre España y Grecia, usted ha vivido en primera persona cómo se ha ido sucediendo la crisis económica y social en ambos países, ¿cuál es su impresión de la situación actual del país heleno?
R: El año pasado fui enviado a Grecia el 30 de junio. Estuve allí el primer día que cerraron los bancos, por lo que viví la difícil situación que hubo, presencié muchas tragedias cotidianas que espero que nosotros no las vivamos.
Pese a que sigue habiendo restricciones, la situación se ha calmado. En agosto los bancos volvieron a abrir, y ahora los ciudadanos griegos pueden extraer dinero con un máximo semanal en vez de diario. Además, hay que distinguir entre la época invernal y la de estío. El verano comienza en el mes de abril y acaba en octubre. La temporada ya ha empezado, los turistas llegan y esto significa ingresos, lo que ayuda a que la población autóctona viva mejor. Lo realmente duro es de noviembre a abril cuando acaba la temporada turística.

P: ¿España se ha convertido en una posibilidad, por su cercanía geográfica, para los griegos que quieren/necesitan emigrar?
R: Hay una significativa entrada de gente joven preparada, ya que la situación en Grecia es considerablemente peor a la española.
Los griegos que emigran saben otros idiomas europeos, llegan con inglés, más alemán o francés. En el caso de España, aunque no vienen conociendo el idioma, el griego se parece mucho a la forma de pronunciar del español, además los ciudadanos griegos no tienen ningún problema de adaptación.
Es verdad que muchos de los griegos que llegan a Elche todavía no saben de la existencia del consulado en la ciudad, y vienen porque en un primer momento se ponen en contacto con el consulado principal de Madrid, y este lo deriva aquí. Pero, cada vez más ciudadanos griegos residentes en la zona conocen este consulado.

P: Respecto a la llegada de miles de personas refugiadas a las costas griegas, ¿considera que este hecho afectará los ingresos del pueblo griego, ya que todas las islas del país son receptoras de turismo?
R: La crisis de refugiados no afecta al turismo. La relación que hay con los campamentos de refugiados es con la población autóctona, con sus dificultades de salir adelante y con la obligación que tienen de ayudar a estas personas.
Es verdad que hay un partido griego muy extremista que siempre está azuzando, pero esto pasa en toda Europa. En Grecia los campamentos son una obligación, los recursos llegan de la UE que ha provisto de la ayuda necesaria.

P: La situación financiera de Grecia sigue siendo muy delicada. Como explica, es la Unión Europea la que aporta los fondos al Gobierno Griego para los campamentos de refugiados, ¿la UE está flexibilizando la deuda griega por la gestión que está haciendo el país con la llegada de personas refugiadas?
R: De manera secundaria los campamentos de personas refugiadas están influyendo en las negociaciones. La UE está siendo un poquito más laxa con Grecia en cuanto a las fechas establecidas, pero de manera monetaria no. La deuda griega es la deuda del país que no tiene nada que ver con la crisis de las personas refugiadas.

P: ¿Cuál es su opinión sobre el acuerdo que ha establecido la Unión Europea con Turquía?
R: Ya se están dando pasos para que las personas refugiadas puedan regresar a Siria, porque el objetivo final de este acuerdo es que vuelvan a su país –a través de Turquía-, que no sean unos apátridas.
En cuanto a los campamentos griegos, tanto en la isla de Lesbos como el de Macedonia, se está recibiendo la ayuda necesaria por parte de la UE.

P: Y el pueblo griego, ¿cómo está recibiendo a las personas refugiadas?
R: Grecia es un país acogedor en el espíritu de las personas, no hablamos ni de los políticos ni de la situación concreta. El pueblo griego es bastante acogedor que siempre se ha caracterizado, desde tiempos inmemoriales, por la hospitalidad.
Los griegos han ayudado más de lo que le dictaban las normas porque son bastantes hospitalarios. Ninguna persona se va a morir de hambre por la calle por ser sirio y no griego, eso no pasa en Grecia.

cónsul

Desde Elche Acoge agradecemos a Manuel Serrano por el trato recibido, y mostramos nuestra colaboración con el consulado para lo que la comunidad griega pueda necesitar.