EmpleaDerechos

El trabajo de cuidado de personas mayores o niños, la limpieza del hogar o cocinar para toda la familia requiere de un gran esfuerzo y dedicación, sin embargo las personas que lo desempeñan carecen de derechos laborales tan básicos como la prestación por desempleo.

La situación profesional a la que se tienen que enfrentar las empleadas del hogar sigue siendo muy adversa. Pese a los derechos y deberes que se establecieron en el Real Decreto del 2011, todavía existe un gran desconocimiento por parte de personas empleadoras y empleadas. Para mejorar esta situación, la Mesa de Empleo Doméstico de la que Elche Acoge* forma parte, junto a otras nueve entidades que trabajan con personas que se dedican al servicio doméstico, trabaja en red con el objetivo de que la información ofrecida sea la que establece la Ley vigente, además de intentar mejorar sus condiciones de trabajo.

Se estima que en España hay unas 700.000 empleadas en el sector, sin embargo, según estudios de la ONG Red Acoge, el 48% de las mujeres empleadas en el sector doméstico no están dadas de alta en la Seguridad Social. Esta situación conlleva a que casi la mitad de estas trabajadoras no tengan derecho a baja por enfermedad o coticen para su jubilación. Además, se estima que un 42% cobra por debajo del Salario Mínimo Interprofesional por una jornada completa, siendo un 45% de trabajadoras las que no pueden librar los días festivos a los que tienen derecho por el calendario laboral. Y que frecuentemente la jornada supera las 40 horas semanales.
A nivel provincial, los datos oficiales muestran que en el mes de julio había 10.086 personas afiliadas a la Seguridad Social, sin embargo este dato no representa la realidad de este sector, debido a que gran parte de las mujeres que se dedican al trabajo doméstico en la provincia no están dadas de alta.

En Elche Acoge más del 80% de las mujeres que acuden a la entidad para buscar empleo solicitan ofertas de trabajo doméstico, una profesión cada vez más demandada por los hombres. Esta situación se debe al limitado campo laboral al que pueden acceder gran parte de las persona inmigrantes, ya que se encuentran con grandes dificultades para homologar sus estudios o validar su experiencia profesional en el país de acogida. Un hecho en el que también influye el rechazo que sufre la población inmigrante a la hora de acceder al mercado de laboral, quedando relegados a los trabajos más precarios y a puestos no cualificados.

Trabajar para mejorar las condiciones laborales y profesionalizar a las empleadas del hogar es una de las labores diarias de Elche Acoge, por ello la Fundación realiza cursos de atención domiciliaria impartidos por profesionales sanitarias, y charlas informativas sobre los derechos y deberes de las trabajadoras domésticas.

Se debe resaltar que el trabajo doméstico es una labor profesional como cualquier otra, en la que el esfuerzo, dedicación y paciencia se infravalora cada día libre no respetado, cada hora extra no pagada, cada jornada no debidamente remunerada.
Con el objetivo de que se valore este meritorio trabajo, se respeten sus condiciones laborales vigentes, y se mejoren, Elche Acoge quiere invitarte a firma la petición que a nivel nacional ha realizado Red Acoge para que el Gobierno ratifique el Convenio número 189 sobre el trabajo decente para las trabajadoras y los trabajadores domésticos promovido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Y concienciar para acabar con el trato discriminatorio que sufren las personas inmigrantes que trabajan en este sector, siendo estas la mayoría de empleadas del hogar.

*Esta participación forma parte del Programa de Itinerarios Individualizados de Inserción Laboral financiado por el Ministerio de Empleo y Seguridad y por el Fondo Social Europeo.
La mesa de trabajo está compuesta por las siguientes entidades sociales: Curz Roja Alicante, Cruz Roja Petrel, Fundación Secretariado Gitano, Cáritas Diocesana Orihuela-Alicante, Coomigrar, UGT, CCOO, CCOO Vinalopó-Vega Baja, ANEHO y Elche Acoge.